Qué es realmente humanizar

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Quienes realmente humanizan a los perros son aquellos que siguen insistiendo en que “hay que dominarlos” o de lo contrario ellos comenzarán a planear estrategias para tomar el control y que todo lo que hacen es un intento por escalar en la “jerarquía”. Es curioso que quienes más dicen “no hay que humanizar a los perros, hay que tratarlos como perros” son quienes más lo hacen y creen, tristemente, que la empatía, el respeto y el trato ético es “humanizarlos”.

De Etología Veterinaria Chile:

¿QUÉ ES -REALMENTE- HUMANIZAR?

Humanizar se refiere a la ATRIBUCIÓN de características y cualidades humanas hacia animales de otras especies. Se confunde a menudo con la demostración, por parte del perro, de características similares a las nuestras – dadas nuestras similitudes emocionales e imitación por parte de ellos, de algunos comportamientos humanos.

Ahora bien, se puede pensar que empatizar con nuestros animales y ponernos en su lugar, nos hace humanizarlos. Pues afortunadamente no es así. De hecho, hacerlo es la única manera en la cual nos podemos poner en SU LUGAR y poder de esta forma, tratar a un perro… como un perro!

Humanizar es un fenómeno que suele surgir de la inseguridad y/o incapacidad, por variados motivos, del humano a la hora de poder entender el comportamiento del animal en cuestión e interpretar su lenguaje corporal. parte de nuestro interés por querer interpretar el pensamiento y comportamiento de los animales y no se limita sólo a los tutores de mascotas, sino que (lamentablemente), trasciende lo doméstico para incluso implicarse en las áreas de trabajo con mascotas, y también en lo académico.

Pero, en términos generales, humanizar es:

– Atribución de cualidades de aprendizaje y motivacionales: decir que nuestro perro es sabio, tonto, rencoroso, malvado, todo desde el prisma humano, como pensar que “se está vengando” o “sabe la maldad que hizo”.

– Interpretar estados emocionales o necesidades fisiológicas desde la perspectiva humana: las mascotas no reflexionan, interpretan o asocian muchas sensaciones de la misma forma en la que lo hacemos nosotros. Si tu mascota no tiene hijos “no se siente frustrada/o” o no “quedará traumada/o” por no poder “realizarse” como madre o padre.

– Pasear a una mascota en coche, bolso, vestirlo con atuendos y accesorios, aún cuando esto sea innecesario, incómodo y sienta motivación y claros intentos por desplegar su patrón de comportamiento normal.

– No escapa la alimentación: vemos actualmente como muchos propietarios entregan productos de consumo humano, con un aporte calórico elevado que lleva a sobrepeso y otras enfermedades, también los suplementos excesivos de vitaminas y minerales, o permitir comidas o bebidas inadecuadas (aunque sea “un poquito”), en determinadas fiestas, por ejemplo Fiestas Patrias, Navidad, cumpleaños.

– Administrar medicamentos de humano a mascotas que presentan signos “similares” a uno en caso de enfermedad. No olvidemos cuantas negligencias se han visto con el suministro de Aspirina, Ibuprofeno, entre otros.

Debemos tener en cuenta que humanizar, en el área etológica, puede traer a corto y largo plazo graves problemas de comportamiento derivados de la confusión, descontrol e inseguridad para el perro, y peor aún, si se trata de intentar “solucionar” uno de ellos desde el punto de vista humano, pensando en que quiere dominarnos, desafiarnos, etc. se puede caer derechamente en maltrato animal y exponernos a accidentes.

No es malo mimar a nuestras mascotas, regalonearlos, dormir con ellos, incluso darles besos (si ellos lo aceptan, claro está), porque todos los años de domesticación y selección los han transformado, a unos más que otros, para que nuestra convivencia sea de forma armoniosa, pero nunca debemos olvidar que son una especie aparte y como tal, también tienen exigencias y formas de comunicarse distintas, por lo que es nuestro deber conocerlas: es imprescindible entonces la educación tuya y de tu mascota de forma temprana y tener expectativas reales de lo que significa integrar a un animal a nuestra vida.

Con esto vamos a lograr un mejor entendimiento y vas a ver que no es necesario recurrir a técnicas obsoletas que -antes y todavía- ven a las mascotas como seres bestiales, sin atisbo de emoción o cognición. No sigamos normalizando la violencia hacia ellos, porque no es necesario ni digno de un ser humano; si normalicemos el conocimiento de ellos, el respeto y la empatía. Eso nos hará más “humanos” a nosotros y más “perros-gatos-etc.” a nuestras mascotas.

Etología Veterinaria Chile

Noticias Relacionadas

© 2020 All rights reserved​ adiestrotuperro.cl

Ir arriba
×